POESÍA PISTOLA EN MANO

POESÍA A QUEMARROPA

sábado, 28 de abril de 2018

LA VIRGINIDAD DE LA MUERTE

Solamente me defendí de ese tren
obsedido de filos que venía y venía
con su paso rápido de marcha
con sus color de última batalla
con su límite y su estertor de infierno
lleno de toques brutales y profundos
que te van trozando
destrozando
así que el corazón es una suelta de pedazos
hasta salir por el grito
por el corcho de la boca
tamaño aullido que inconclusan los versos
que a veces se ven por los rincones
como astros perdidos del futuro
si es que esa palabra existiese
en las regiones pensadoras del hombre
en semejante trance en que solamente
me defendí de ese tren
cuando el pozo que se ve en el vidrio de los ojos
apenas se humedece
y no encuentra objeto
en su soberbia de polvo y barro
porque todo se sube por las rutas de las venas
artillo todo lo que tengo como campanazos
por las puertas de la garganta
vomitando un preludio de abortos y rituales
y caigo acomodado
derramado
conforme el agua de lluvia sobre el universo:
es por eso
que solamente me defendí
cuando avanzó como un tren
con sus muslos abiertos
y entonces
para romperle la virginidad a la muerte
la penetré sin compasión.
Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
derechos reservados

domingo, 8 de abril de 2018

ESTA HUMEDAD

Esta humedad que se cuela por las paredes desarropadas
y esas inmensas manchas grises llenas de memorias
como si fuesen islas en las que he vivido náufrago
con el mar que es el mismo
dentro y fuera de los ojos.
Esta humedad ciudadana que duele en todo el cuerpo
pesadas piedras en la garganta de decir 
algo que realmente no sobre
más que esta enquistada humedad tan llena
de baldíos horizontales a las miserias
que vienen como el pan de cada día
inmortal y pobre. 
Soy un general de Cartago
anónimo y vencido
sobre las ruinas húmedas que quedan
a pesar del tiempo y el olvido
con algo de amor que todavía mueve el cuerpo.
Un rasguño de cal y madreselva
un gacho solo
un tango silbado bajito
y nada más. 
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
DERECHOS RESERVADOS

sábado, 24 de febrero de 2018

PALABRAS UNO


Estoy quemado
yo sigo siendo eso
palabras que andan
que buscan que inquieren que olvidan
palabras duras
palabras como universos encerrados
misterio de palabras
estoy quemado dije
las palabras nunca son suficientes
está el abismo del silencio
el discurso del hombre no lo asombra
lo atormenta de otras palabras sin palabras
llena la sangre de infiernos que duelen
uno quiere gritar ya basta
que el universo te traga sin misericordia
y nada sabe del próximo minuto
tan polvo y tan nada
y estas palabras que no sirven como defensa
que se repiten se repiten
no hay defensa simplemente
espacio tiempo historia palabras
acaso algunas que se hicieron amor
que encarnaron  momentos como lucecitas
acaso uno solo en su soledad.
Estoy quemado.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
DERECHOS RESERVADOS



miércoles, 3 de enero de 2018

LLUEVEN PERROS

Llueven perros callejeros
con la lengua de afuera
con la cola entre las patas
llueven perros con los ojos abiertos
a la tremenda verdad de la realidad
al olor de la tierra y los hombres
llueven perros y el sol sale
es una cosa extraña
un loco desfile
y yo estoy aquí
con el corazón desamparado
como un Jesús en su desierto
abandonado a mis pocas suertes
pero no soy el nazareno
con este vértigo de sangre
llueven perros
y son las seis de la mañana
las tres de la tarde
las diez de la noche
el cielo tiene estrellas a través del smog
voy de ida o de regreso
sin Jesús que me contenga
estoy lejos de cualquier tierra prometida
el tiempo pasa tan rápido
las palabras infinito y eterno son insondables
terribles y reales
llueven perros
perros que me gimen con ojos de inmensa misericordia
soy polvo y nada que anda por estos caminos
un apenas universal con sus vísceras a cuesta
eso es todo lo que cuenta
lo que es
y heme aquí
mucho, poco o casi nada
lágrima perdida de Dios.
Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

DERECHOS RESERVADOS 

domingo, 3 de diciembre de 2017

EPÍLOGO


Finalmente
todo lo que nos duele no perdona
nos entra por los cuatro lados
a esta carne sublevada e inconstante
a esta piel descarriada de universo
con un cordón en el ombligo perdido
de su madre de su tierra de su todo
las manos están con los dedos abiertos
desmesuradamente abiertos
no preguntan no tocan no se alzan
están -cómo decirte-
manos desmanecidas
extensiones que quedaron sin abrazos
carne huesuda con piel a veces tibia
y los pies que caminan
como si estuviera la calle vacía
los zapatos que llevan el encono de los pasos
hacia alguna parte donde descansar simplemente
derramado al fin del camino.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
DERECHOS RESERVADOS

domingo, 1 de octubre de 2017

ESTA MAÑANA EN LA FERIA

Esta mañana en la feria
                               he visto un niño fumando
un hombre que leía un diario
una mujer marchita por el tiempo
y hojas volando sobre mi cabeza.
El niño fumando sin vergüenzas
el hombre que seguía perdido en su diario
la mujer con el pañuelo en la cara
tenía ganas de llorar
y muchas hojas volando sobre mi cabeza.
El hombre tenía una camisa negra
un perro husmea los árboles
el rastro del hombre que leía el diario
huele sus zapatos y se aleja un poco
lo mira
el hombre que leía el diario
se lo da al niño
el niño le da lo que queda del cigarro
la mujer con el pañuelo en la cara
toma al niño de la mano y se alejan
muchas
muchas hojas sobre mi cabeza.
No sé si la mujer se iba a llorar
no sé si el niño iba a leer
no sé si el hombre que leía el diario
ahora haciendo grandes volutas de humo
de indiferencia
mirando el perro que lo mira estupefacto
hará algo hará nada
no sé.
Sólo sé que el amor sigue ausente
esta mañana en la feria
y una lluvia de hojas sobre mi cabeza.
Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 DERECHOS RESERVADOS

martes, 26 de septiembre de 2017

DICEN LOS ÁRABES

Construirte como una torre una fortaleza
de piedras certeras verdades a puño
luchar con esta bandera esta camisa
las tripas la boca las horas de labor
construirte desde la nada
hasta un punto de babel
y luego cuando la cerrazón se abre de repente
o la conciencia  los años
los desengaños las traiciones los otros
los amores las pequeñas revoluciones perdidas
el peso de los zapatos por la calle
los amores que ya no vienen a la hora prefijada
entonces
la torre de la ignorancia universal
la fortaleza de las cuestiones resueltas
la altiva consonancia de los pasos sin retorno
la bandera desflecada la camisa gastada
las verdades que ya no son tales
las tripas con el hambre del tiempo que pasó
perdido en los relojes los días las noches
y aquello de construirte desde la nada
vuelve a la nada o casi
hasta un punto en que la cerrazón abierta
pone las cosas en lugares insospechados
y así quedas desnudo absolutamente desnudo
entonces para esos casos comprendes
que los triunfos son casi tumbas
que el olvido voraz se lleva todo
la horrible levedad del ser apabulla
construye pues
un humilde lugar desmontable
con las certezas que te han quedado
y contempla otra vez tu figura
esa misma
que se parece cada vez más a tu sombra
y comienza otra vez.
De eso se trata cierta sabiduría:
dicen los árabes que un corazón tranquilo
es mejor que una bolsa llena de oro.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 DERECHOS RESERVADOS